Etiquetas

, , , , , ,

Panaderia de la Cruz Vermella de Xai Xai

Panaderia de la Cruz Vermella de Xai Xai

Cuando un español viaja, da igual que vaya a la playa, al pueblo, al campo… no lo hace sin llevar en su equipaje algún producto alimenticio. Depende de la ocasión, yo no salgo de mi casa sin tortillas y filetes rusos que hace mi santa madre, cuando salgo de excursión.

Pero cuando el viaje es un poco más largo….. hay que elegir bien.

Yo lo tengo claro: Queso, jamón, chorizo de la matanza de casa, una garrafita de aceite de oliva de la cooperativa del pueblo y para cuando la morriña se acentúa unas latitas de anchoas. Así de simple.

Esas viandas viajan, la mayoría de las veces, saltándose la legalidad. Pero una ensaya la cara de pena, por si en la aduana le dan por pararme. Tengo que decir que a día de hoy, he tenido mucha suerte y siempre he llegado sin mermas en el equipaje.

Todo se guarda para ofrecer a los nuevos amigos, para regalar a algún español que sabes lleva tiempo sin ir a casa, y se guarda como si de un tesoro se tratase para ocasiones especiales.

Pero claro, uno llega a su destino… y comer queso sin pan…. Es una faena. Porque el pan, es algo que nosotros los españoles solemos valorar mucho. En muchos países, no es fácil y yo diría imposible encontrar un pan como el nuestro, o que se le parezca.

Pero amigos, esto no pasa en Mozambique. Aquí se come pan, se hace un pan muy rico, no voy a decir idéntico, pero es rico rico… como día un famoso cocinero.

Pero lo que yo quiero contaros hoy es la historia de una panadería: La panadería de la Cruz Vermella de XaiXai.

Hace menos de un año, un empresario les donó la maquinaria necesaria para montar una panadería: horno, amasadora….. y demás mobiliario. Ellos hicieron el esfuerzo y construyeron un local para albergar un obrador y un pequeño despacho de pan. Y ahí están, produciendo pan que cada mañana distribuyen por la ciudad de Xai Xai y sus alrededores.

Pero esta panadería tiene una historia muy bonita, yo la cuento tal cual se la he oído contar al Secretario DjeDje, que es la persona que tiene aquí el mando operativo de la institución, por debajo del Presidente.

Cuando lanzaron el concurso para contratar al personal que habría de ser formado para gestionar la panadería, alguien les orientó a que los panaderos deberían ser hombres, y las personas del despacho de pan… mujeres. Pero el dijo: Esto es una institución humanitaria que vela por la igualdad de las personas, y no encuentro razón para que las tareas de una panadería estén distribuidas por sexos, ya que no se requiere de fuerza o característica que no pueda ofrecer una mujer. Y así lo hizo, se convocaron las plazas y se contrató a hombres y mujeres, que a día de hoy hacen turnos que cubren desde las 4 de la mañana hasta las 21:00h de lunes a domingo, aquí no se descansa.

En poco tiempo, esta actividad comercial, se ha convertido en una fuente de ingresos para la Cruz Vermella de Xai Xai, y con esos fondos puede trabajar en el cumplimiento de su mandato.

Además, han creado 8 puestos de trabajo. No es mucho, pero algo es algo.

Así que ya sabéis, si alguno se anima a hacerme una visita, os encargáis de las viandas, que yo pongo el pan.