Etiquetas

, , , , , , , ,

Intercambio de bienes. Foto de MozManiacos.

Ent. Foto de MozManiacos.

El Lobolo, “es una práctica tradicional del sur de Mozambique que da el visto bueno y el recnocimiento matrimonial, garantizando la reproducción, estabilidad, compromiso, derechos y deberes entre hombres y mujeres con las familias y su comunidad como testigos“.

Voy a tratar de explicar en que consiste, sin entrar en juicios de valor, ya que es una tradición rodeada de polémica, y de la que yo no me atrevo más que a daros una descripción de lo superficial….. aún tengo mucho que aprender.

Los requisitos de la ceremonia han ido cambiando a lo largo del tiempo, y se van a adaptando al contexto, a la realidad social, económica, política y religiosa de cada familia.

 

 

Cuentan los más viejos, que antes de la popularización del uso de la moneda como medio de adquisición de bienes, en el sur de Mozambique había otras formas para simbolizar el paso de una mujer para la familia de su esposo. Se usaba la fruta de kakana. Insisten en que la la entrega de este elemento simbólico, no significaba la compra de la mujer.

Os explico, la familia del novio debe llevar a la casa de la novia, una cierta dote, en agradecimiento por los cuidados y educación que han dado a la novia desde su nacimiento, ya que ahora pasará a formar parte de la familia del novio.

Hubo un momento en el que las familias intercambiaban bienes como esteras para dormir, morteros, menaje de cocina….bienes que hoy se siguen intercambiando en el mundo rural. En otras ocasiones se intercambian alianzas de oro, muchos jóvenes mozambicanos trabajan como minero en las minas de oro de África del Sur, y traen este tipo de regalos para lobolar a sus novias. Vestidos, capulanas, cabezas de ganado…. Todo vale como agradecimiento a la familia de la novia.

Conjunto de bienes de un lobolo. Fuente: internet.

foto de entrega de bienes entre los jefes de familia. Fuente: internet.

Hoy la realidad es otra, algunos símbolos adquieren una nueva configuración, aunque continúan obedeciendo al estatus social de la familia. He leído en algún sitio que el propio Nelson Mandela, ofreció 55 cabezas de ganado a la familia de Graça Machel, la que fue su esposa en los últimos años de su vida, y que es mozambicana.

Es una tradición que crea no pocas controversias, incluso tras la guerra de la independencia se intentó desvalorizar el lobolo junto con otras costumbre tradicionales, hoy hay jóvenes que ponen en valor esta ceremonia. Hay quienes piensan que es una compra, hay quienes piensan que es un símbolo….  Lo cierto es que tiene valor de ley, para muchos mozabicanos es una ceremonia con mucho más valor que la boda misma, muchos de ellos de hecho no llegan a celebrar la boda civil. Todo esto me lo han contado mis amigos Dña Laurinda y Sr. Mpelele, ella fue lobolada y el loboló, ninguno de ellos se han casado después, pero les gustaría hacerlo. Es posible que lo hagan si sus hijos ya mayores prosperan y pueden pagarles la boda. La familia de Dña. Laurinda recibió capulanas y ropa para su madre y su padre y dinero. El señor Mpelele entregó a la familia de su novia capulanas y ropa, dice que eso nunca falta y el valor de un buey en dinero, dice que no pudo conseguir el buey…

Me dice mi compañero Lecio, que el loboló a su señora, aunque no lo hizo en el orden adecuado. Al ver que le costaría conseguir el dinero necesario, primero se fue a vivir con su novia, cosa que dice a sus suegros no les gustó mucho, pero le perdonaron pronto, sobre todo cuando llegó el primer nieto. Tres años más tarde, habían conseguido todo y entregó a la familia de la novia dinero y unas alianzas de oro para la boda, que celebró al día siguiente del lobolo, para disminuir costes…..

Pero lo bueno me lo cuenta Constanza, ella no ha sido lobolada, vive con su “novio” desde hace más de 7 años y con los 4 hijos que han tenido. Me cuenta que su pareja está en deuda con su familia, les debe el lobolo. Me lo cuenta entre risas….. También me dice que según la tradición si ella muere, su marido continua con la deuda y no podrá enterrarla hasta que no salde la deuda con su familia. Además, los hijos en común se irán con la familia de ella. Entonces le pregunto, y si te hubiese lobolado y te mueres que ocurre? y sigue entre risas… mi marido me enterraría y se llevaría a los hijos, si me lobola son parte de su familia…. y seguimos la conversación entre risas, me da a mi que Constanza no es de las que va a cumplir con la tradición…. y confía que su familia se olvide de la deuda.

foto de entrega de bienes entre los jefes de familia. Fuente: internet.

foto de entrega de bienes entre los jefes de familia. Fuente: internet.

Y cuando ya quiero cerrar este post, me encuentro con DjeDje, y se me ocurre preguntarle por tu historia…. lo que me ha contado es tan interesante que os voy a meter un poco de rollo…

El vivió con una mujer con la que tuvo 5 hijos, y sin haber lobolado decidieron divorciarse. Hasta aquí nada interesante. Más tarde comenzó a vivir con otra mujer, con la que tuvo una hija. Infelizmente, su mujer falleció sin ser lobolada…. y como dice el, ahí llegó la confusión. La familia de su mujer, no permitió que el la enterrase, la llevaron a enterrar con su familia, me cuenta que el no luchó porque prefería dejar a su mujer muerta en paz, pero si consiguió que le dejasen elegir la caja, y pagar los gastos del entierro. Le pregunto que si no se hace difícil decidir todo esto cuando la muerta es su mujer … y me dice, no se decide en el momento de la muerte, se decide en las primeras 24 horas, como si ese tiempo fuese suficiente para reponerse de una muerte de una mujer joven esposa, hija madre…… no quiero desviarme, pero aquí el tiempo se mide de otra manera.

Pasada una semana, llega alguien a su casa a buscar a su hija, para llevarla a casa de los abuelos. El prepara toda su ropa y manda a la niña. El no sabia si querían verla o querían llevársela como “prenda”por su deuda del lobolo. Dejó pasar el tiempo, y pasados dos meses fue a buscar a la hija, explicó a sus suegros que quería participar activamente en la crianza de su hija y que sentía que tenia derecho….. la familia no accedió, y el finalmente fue a los tribunales, y allí ganó. Sus suegros le entregaron a su hija. Le pregunto por su relación con los suegros y me dice que en ese momento fue tensa, pero que el se esforzó en explicarles que no era contra ellos, que el se sentía parte de su familia aunque no hubiese lobolado y que solo quería criar a su hija. Me dice que a día de hoy son buenos amigos.

Me ha contado muchas más cosas de la evocación de los espíritus de los muertos de la familia durante la ceremonia de lobolo, del poder de la tradición, de la simbología del vino blanco…. pero no quiero aburriros. Solo una cosa más, cuando le he preguntado sobre sus hijas, me ha respondido: “ellas se casarán cuando quieran, pero yo no aceptaré que sean loboladas”.

No he asistido a ninguna boda tradicional o lobolo, pero os dejo fotos que he ido captando de algunas ceremonias de casamiento en iglesias o en el juzgado, la foto de ceremonia de lobolo de la cabecera de esta entrada no es mía.

Las fotos que siguen son de bodas civiles y religiosas, veréis que los novios son personas ya entradas en edad….. no están celebrando bodas de plata u oro, es su primera boda. En la mayoría de los casos los hijos y los nietos lo han preparado todo.  Casi todos los novios lobolaron en su día, otros lobolaron ayer mismo… hay familias que tardan toda una vida en saldar su deuda con la familia de la novia.

Boda en Xai Xai, es la primera que vi en el mes de Marzo

Boda en la playa Xai Xai, es la primera que vi en el mes de Marzo, y me trae recuerdos de mis primeros días aquí.

lobolo3

A la salida de la municipalidad, para la sesión de fotos en el parque.

IMG_4096

La llegada de la novia

Boda en la catedrral de Xai Xai

Boda en la catedrral de Xai Xai

Con el séquito nupcial.

Con el séquito nupcial.

Otra pareja con sus damas y damos de honor

Otra pareja con sus damas y damos de honor

detalle del cortejo

detalle del cortejo

Anuncios